Diario Plaza 109 febrero 10, 2018

El Banco de la Nación volvió a intervenir en la plaza cambiaría para intentar contener la escalada de la divisa. Eso explicó cierta moderación al final de la rueda. Sin embargo, la entidad no logró evitar que el dólar alcanzara un pico histórico.

El dólar cerró ayer a 20,36 pesos, con un incremento de 16 centavos. A mitad de la jornada se llegó a ofrecer a 20,65 pesos en algunas entidades. Es un nuevo record para la divisa. El tipo de cambio mayorista, con el que operan grandes bancos, exportadores e importadores, cerró la semana en 20 pesos sin cambios respecto del jueves. El Banco Nación volvió a intervenir en la plaza cambiaria para intentar contener la escalada de la divisa. Eso explicó cierta moderación al final de la rueda. Sin embargo, la entidad no logró evitar que el dólar alcance un pico histórico. Con estos valores el dólar se apreció en la semana 2,72 por ciento. La suba de febrero se suma así al avance de la divisa en enero, de 1 peso o 5,33 por ciento y en el año acumula así una apreciación del 7,55 por ciento. La suba del tipo de cambio empieza a generar tensiones en los precios del mercado interno. Los alimentos son uno de los rubros que más impacto reciben cada vez que avanza el dólar.

Los elementos que explican la suba del dólar en las últimas jornadas son varios. Uno es el clima financiero internacional más complicado. Los inversores se dolarizan cada vez que hay ruido en las bolsas del mundo. Las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba la tasa de interés de referencia agregan presión. El rendimiento de los bonos del Tesoro norteamericano viene subiendo más rápido de lo esperado y potencia la salida de capitales de los países emergentes, con fondos de inversión que ya empiezan a volver hacia las economías desarrolladas. Esto explica que no sea sólo la Argentina la que devalúa su moneda. El real subió ayer 1 por ciento respecto del dólar, el peso mexicano 0,5 por ciento y el peso chileno 0,4.