Diario Plaza 109 febrero 11, 2018

Especialistas aseguran que el uso de preservativo es el mejor método de prevención 

Cerca de 12.000 mil casos de personas con sífilis en la Argentina se notificaron en 2071 y es un dato que preocupa ya que es una tendencia en aumento. El Ministerio de Salud de la Nación informó que en 2011 se registraron 3.875 casos mientras que en 2017 el número llega a 11.709. En tanto, la mayoría de los afectados son jóvenes de entre 17 y 30 años, aunque el diagnóstico aparece también en personas de mayor edad.

La sífilis es una enfermedad de trasmisión sexual y transmisión de madre a hijo durante la gestación, producida por una bacteria (Treponema Pallidum). La infección se diagnostica a partir de un análisis de sangre y se trata con un antibiótico (penicilina).

Por su parte, los síntomas aparecen 20 días después de que el virus entre al organismo y ocurren en tres etapas: al comienzo se perciben unas pequeñas llagas en la vagina, pene, ano o boca. Éstas no duelen y desaparecen sin tratamiento luego de 15 días. Seis meses después, puede aparecer una erupción en el cuerpo, acompañado con fiebre y caída del cabello. Finamente, la bacteria queda en la sangre y con el tiempo puede derivar en demencia, ceguera, parálisis y otras patologías graves.

Especialistas aseguran que el método de prevención es el uso de preservativo en todas las relaciones sexuales. Sin embargo en el último tiempo disminuyó significativamente el uso del preservativo. Datos relevados por AHF Argentina (AIDS Healthcare Foundation) indican que sólo el 14,5% de las personas utilizan siempre el preservativo, mientras que el 65% lo usa en algunas oportunidades y el 20,5% reconoció no usarlo nunca.