Diario Plaza 109 febrero 19, 2018

Autoridades de Lotería Chaqueña, el Instituto de Cultura y la Municipalidad de Resistencia supervisaron el inicio del proceso de restauración de la “Loba Romana”, un monumento histórico enclavado en la plaza 25 de Mayo de Resistencia por miembros de la comunidad italiana en 1920.

“Es una enorme satisfacción ver el inicio de estos trabajos, tendientes a poner en valor parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad”, dijo el presidente de Lotería Chaqueña, Oscar Brugnoli, durante una visita de obra junto al intendente Jorge Capitanich; el presidente del Instituto de Cultura, Héctor Bernabé; el vocal oficial Edilberto Núñez, los vocales por el personal Pablo Espinosa y Martín Portela; el concejal Juan Manuel Chapo, y el presidente de la Fundación Resistencianos, Osvaldo Pérez Cuevas, entre otras autoridades.

Este monumento emplazado en 1920 por la comunidad italiana de Resistencia, será sometido a una restauración integral que contemplará la limpieza de la escultura y la consolidación del pedestal.

“Es una obra que representa a la comunidad italiana y a los resistencianos en general, por lo cual el gobernador Domingo Peppo ha dispuesto que se pueda restaurar en forma completa, en un plazo estimado de tres meses”, indicó el vocal Núñez.

Devolverle su imagen original

“El objetivo es devolver la imagen original del monumento”, adelantó la jefa de la Cátedra de Conservación de la Facultad de Arquitectura de la UNNE, Linda Peso, quien tendrá a su cargo la dirección de la obra.

El proyecto será ejecutado por dos equipos técnicos de la empresa José Mario Díaz Colodrero Construcciones, que en base a cateos previos determinaron la existencia de tres capas superpuestas de revoque sobre el revestimiento original.

“Se va a recuperar el color original del momento, que es arena piedra caliza”, adelantó la arquitecta Peso, para quien “es muy importante la intervención del Estado provincial, porque esto hace a la recuperación de la memoria de la sociedad”.

Trabajos en detalles

Esta réplica de la imagen de la loba Luperca amamantando a Rómulo y Remo, que en la mitología romana simboliza la fundación de la ciudad, será sometida a una labor de limpieza para liberarla así de los microorganismos y hongos que la fueron afectando por acción del tiempo, además de las pinturas, grafitis y demás daños ocasionados por hechos vandálicos.

Sobre el pedestal, en tanto, se avanzará con una tarea de consolidación, ya que durante las tareas de relevamiento se encontraron microfisuras y fisuras de gran envergadura. “Se hará un recalzado porque también se detectó un socavamiento de la base”, precisó la directora del proyecto.

Esta obra demandará una inversión de 1.718.936 pesos y también contemplará la instalación de un sistema lumínico, a los fines de poner en valor uno de los monumentos más emblemáticos y representativos de la capital provincial.