Diario Plaza 109 marzo 3, 2018

 

El objetivo es absorber la creciente demanda habitacional del área Metropolitana del Gran Resistencia con un ordenamiento y desarrollo urbano en las más de 3.900 hectáreas que comprende este territorio.

El plan forma parte del eje “Desarrollos Urbanísticos” del MDUyOT impulsando un desarrollo del territorio socialmente integrado y ambientalmente sustentable, que contribuya a la expansión futura y al mejoramiento de la calidad de vida de la población. “Atenderá la demanda habitacional, generará mano de obra, brindará asistencia a las áreas productivas y responderá las necesidades de expansión de unos 30 años del crecimiento del AMGR”, subrayó el ministro Guillermo Monzón.

Implica, además, un cambio de paradigma en cuanto a la planificación urbana en el que el Estado asume el rol de desarrollador. Una de las principales propuestas es el esquema de trazado de vías de circulación de bajo impacto ambiental con el fin de organizar el AMGR. Además las Zonas Estratégicas de Desarrollo Sostenible (ZEDS) que prevé una zona de equipamiento urbano, una de recuperación de la cuenca del río Arazá y una con un campo universitario y un polo tecnológico, científico y cultural.

Desde la cartera advierten que toda actuación de compra o venta de esas tierras son ilegales, el Estado actuará mediante la Justicia para regularizar las situaciones en las que no participó el Ministerio y serán pasibles de las acciones legales correspondientes.

Cooperación técnica entre el sector público y el privado

El MDUyOT firmó convenios de cooperación con la Municipalidad de Resistencia, Presidencia del Concejo Municipal, Facultad de Arquitectura y Urbanismo UNNE, Consejo Profesional de Agrimensores, Arquitectos e Ingenieros y con la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos para la confección de las bases para los concursos del Plan Maestro. Asimismo, para la evaluación de los terrenos se llevó a cabo la firma de convenio con el Colegio de martilleros del Chaco y con el Colegio de Corredores Inmobiliarios.