Diario Plaza 109 marzo 20, 2018

El titular de la cartera sanitaria nacional y sus pares provinciales analizaron el avance de la implementación de la Cobertura Universal de Salud. Se destacó la importancia de sostener el trabajo de prevención y promoción de las enfermedades transmitidas por el mosquito aedes aegypti.

El ministro de Salud Pública, Luis Zapico, en representación de la provincia de Chaco tomó parte de la primera reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA) de este año, que se llevó adelante en La Rioja y fue precedido por el titular de la cartera sanitaria nacional, Adolfo Rubinstein. Uno de los ejes principales del encuentro fue la implementación de la Cobertura Universal de Salud (CUS).

El punto de partida de este encuentro fue la colaboración conjunta entre la Nación y las provincias para avanzar en el acceso, la calidad, la equidad y la efectividad de los servicios de Salud en todo el territorio argentino. En este sentido, la CUS implica reducir la brecha entre jurisdicciones y en todos los tipos de coberturas para que todas las personas obtengan una asistencia que garantice el derecho a la salud, independientemente de dónde viva y de su condición socioeconómica.

Asimismo, se abordaron temáticas vinculadas a la seguridad social, enfermedades transmisibles por mosquitos, formación de profesionales de la salud y conectividad. En este marco, el ministro Zapico destacó el trabajo que se lleva adelante desde el Chaco para la prevención de zika, dengue y chikungunya, teniendo en cuenta especialmente la situación actual epidemiológica de Paraguay y la importancia de sostener esta labor en la región.

“El encuentro fue propicio para repasar el amplio e intenso trabajo de nuestros equipos locales, de Nación y la colaboración de distintas organizaciones; y enfatizar la necesidad de continuar con las actividades integrales de prevención”, precisó. En el mismo sentido señaló que actualmente el vecino país tiene un brote de dengue y es necesario reforzar las acciones de cuidado junto a toda la población para evitar la transmisión, especialmente durante viajes por la zona.