Diario Plaza 109 mayo 9, 2018
En su regreso al circuito, el número seis del mundo no tuvo prácticamente problemas para quedarse con la victoria y meterse en los octavos de final del torneo español. El correntino Mayer avanzó a segunda ronda. Hoy juegan Schwartzman y Delbonis.

Luego de 39 días fuera de las competencias, Juan Martín Del Potro regresó ayer al circuito ATP con un triunfo claro sobre el bosnio Damir Dzumhur en el partido que significó su debut en el Masters 1000 de Madrid, que se juega sobre polvo de ladrillo y reparte unos 6,2 millones de dólares en premios. Por su parte, el correntino Leonardo Mayer logró avanzar a la segunda ronda del certamen tras dejar en el camino al italiano Fabio Fognini. Por la segunda ronda se presentarán hoy el porteño Diego Schwartzman y el azuleño Federico Delbonis, frente al español Feliciano López y al austríaco Dominic Thiem, respectivamente.

Del Potro (número seis de ranking mundial) debutó en la Caja Mágica de Madrid con una victoria que no le dio mucho trabajo frente a Dzumhur (32) por 6-3 y 6-3, al cabo de una hora y 20 minutos de un partido que lo tuvo como claro dominador. Este encuentro, en el que logró su segunda victoria sobre el bosnio en igual cantidad de partidos, fue el inicio para el tandilense de su participación en la gira europea sobre polvo de ladrillo –que continuará con el Masters 1000 de Roma y finalizará con Roland Garros–, y el primer partido oficial tras más de un mes de ausencia en el circuito. De hecho, Del Potro había jugado por última vez en las semifinales del Masters de Miami, donde cayó frente al local John Isner, luego de haberse impuesto con un nivel notable el ATP 500 de Acapulco y el Masters de Indian Wells.

“Para ser mi primer partido en tierra (esta temporada) creo que fue aceptable, jugué por momentos bien y eso me da confianza para lo que sigue”, comentó Del Potro, quien en la próxima instancia, por los octavos de final, se medirá con el serbio Dusan Lajovic (95), vencedor ayer por 7-6 (1) y 7-6 (1) frente al francés al francés Richard Gasquet (29). “En tierra juega muy bien, es muy inteligente, va a ser un partido difícil como todos los de tierra para mí”, consideró Del Potro sobre su rival.

Otro que tuvo ayer una buena jornada en la capital español fue el correntino Mayer (45), quien con un tenis ofensivo derrotó por segunda vez en lo que va del año –la primera fue por los octavos de final del Argentina Open, el ATP de Buenos Aires– al italiano Fognini (19). El correntino se impuso por 6-3 y 6-4, tras una hora y 27 minutos de partido.

“Fue un partido complicado, pero pudo ganar que es lo mejor”, resumió Mayer tras el encuentro. El correntino se medirá ahora por la segunda ronda frente al español Fernando Verdasco (37), que ayer derrotó al italiano Paolo Lorenzi (72) por 7-5 y 6-4.

Los otros dos argentinos que siguen en carrera en Madrid son Schwartzman y Delbonis. El Peque (16) le ganó el lunes al francés Adrian Mannarino (27) por 6-1 y 6-3, y hoy se las verá por un lugar en la tercera ronda con el local Feliciano López (30); mientras que Delbonis (78), que viene de eliminar al alemán Mischa Zverev (54), se enfrentará con el austríaco Dominic Thiem (7), quinto favorito del certamen.

El gran candidato en Masters 1000 de Madrid es el local Rafael Nadal, número uno del mundo y cinco veces ganador del trofeo que a lo largo de su historia contempló la consagración de un solo argentino, el cordobés de Unquillo David Nalbandian en la edición de 2007. El que no pudo confirmar su condición de tercer favorito, fue el búlgaro Grigor Dimitrov, quien cayó frente al canadiense Milos Raonic por 7-5, 3-6, 6-3.