Diario Plaza 109 mayo 29, 2018

El zurdo de Azul alargó su historial favorable ante Thomaz Bellucci, en tanto el porteño logró su primera victoria en un Grand Slam. Hoy se presentan Schwartzman, Pella y Zeballos.

Dos jugados, dos ganados. Con este saldo netamente positivo comenzó ayer para los argentinos Roland Garros, el segundo Grand Slam del año, gracias a los debuts victoriosos de Federico Delbonis (66) y Guido Andreozzi (109), quienes vencieron, respectivamente, a Thomaz Bellucci (269) y Taylor Fritz (70).

Proveniente de la qualy, Andreozzi sobrevivió a una dura batalla ante el estadounidense Fritz y logró su primera victoria en un Grand Slam con parciales de 6-7 (4-7), 6-3, 3-6, 6-2 y 6-3, en tres horas y treinta y ocho minutos. “Todavía no asimilo todo, pero es una alegría muy grande, luché mucho para llegar a este momento, hoy ganar un partido a cinco sets me pone muy contento”, dijo Andreozzi sobre su triunfo. “Esta victoria me da mucha confianza para todo lo que sigue, pero estoy en un momento en que me tomo las cosas con tranquilidad sabiendo que es un torneo muy duro y Verdasco es un gran rival, es el favorito”, detalló Andreozzi haciendo referencia al español Fernando Verdasco (30), su próximo rival en tierra francesa, que igualmente sobrevivió a un largo partido ante el japonés Yoshihito Nishioka.

Más tarde, Delbonis consiguió la segunda victoria argentina del día al derrotar al brasileño Bellucci con parciales de 6-1, 6-3, 3-6 y 6-1, en dos horas y once minutos. El azuleño ratificó el buen historial que tiene ante Bellucci, y apenas cedió el control del partido cuando el brasileño ganó la tercera manga después de dos sets contundentes por parte de Delbo. Pero en el cuarto set, Delbonis quebró dos veces el servicio de Bellucci y se hizo con la victoria. “El estaba muy sólido, lo tenía que mover”, consideró el argentino tras el encuentro. “En el cuarto me pude enfocar de nuevo, y pude quebrar rápido para encaminar el juego”, añadió el héroe argentino en el título de la Copa Davis 2016 ante Croacia.

“Pablo Carreño (11) es muy duro, juega muy sólido de fondo. Tengo que ser yo el que domine, el que mande en el juego”, consideró Delbonis acerca de quien será su próximo rival.

La hora del Peque

Hoy habrá tres presentaciones de argentinos en Roland Garros. El primero que saldrá a la cancha será Diego Schwartzman (12), campeón este año en Río de Janeiro y en el mejor momento de su carrera. El Peque jugará en la cancha 3 ante el francés Calvin Hemery (127), y de ganar irá luego contra el vencedor del duelo entre el bosnio Mirza Basic (82) y el checo Adam Pavlasek (185).

También tendrán acción Guido Pella (81) y Horacio Zeballos (101). El zurdo nacido en Bahía Blanca enfrentará en el court 14 al portugués Joao Sousa (48), y si triunfa se encontrará con Rafael Nadal (1) o el ucraniano Alexandr Dolgopolov (54). Mientras, el marplatense será rival del japonés Yuichi Sugita (46) y de ganar le tocará un estadounidense: John Isner (10) o Noah Rubin (204).

Del Potro entre algodones

Juan Martín Del Potro (6), la gran carta del tenis argentino en el abierto francés, siguió entrenando ayer, y anticipó que se presentará a jugar, a pesar del poco tiempo transcurrido desde que se desgarró el aductor izquierdo, en el Masters 1000 de Roma, ante David Goffin. El tandilense debutaría mañana ante el veterano francés Nicolás Mahut (116), de 36 años.

En caso de un triunfo, la Torre jugará ante el ganador del duelo que sostendrán también mañana el correntino Leonardo Mayer (43) –séptimo argentino en el torneo– y el francés Julien Benneteau (62).