Diario Plaza 109 mayo 30, 2018

A partir de ahora todo aquel que quiera ser juez deberá pasar también un examen de la AFIP, que realizará un exhaustivo análisis patrimonial y de consistencia de sus declaraciones juradas, cuentas e inversiones. Así lo dispuso Mauricio Macri por medio de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial, que también lleva la firma del ministro de Justicia, Germán Garavano.

El decreto modificó otros dos anteriores, en los cuales estaba previsto que la AFIP analizara la situación de los candidatos a juez, pero de manera menos exhaustiva. Ahora al análisis sobre si registran o no deudas fiscales que realizaba el organismo recaudador, se sumará un informe más detallado sobre el patrimonio y de consistencia de sus declaraciones juradas. A partir de este informe quedará asentada una suerte de declaración jurada inicial del magistrado, pero con mayor detalle que la actual, que los jueces presentan ante la Corte Suprema de Justicia.

La medida no sólo se aplicará a quienes se anoten de ahora en adelante en los concursos, sino también a los postulantes cuyos pliegos estén bajo análisis del Consejo de la Magistratura e incluso a quienes integren ternas que ya han sido elevadas al Poder Ejecutivo y a los postulantes cuyo nombramiento aún requiere el aval final del Senado.

El Gobierno justificó su decisión en la pretensión de detectar si hay irregularidades patrimoniales, sobre todo en casos de jueces que investigan delitos de narcotráfico o corrupción. Según se aclara en el decreto, la información permanecerá protegida por el secreto fiscal.