Diario Plaza 109 junio 21, 2018

Dujovne anunció cómo se gastará la mitad del primer desembolso del FMI para la Argentina para intentar contener la suba del dólar. Son 7500 millones de dólares que se subastarán desde hoy a razón de 100 millones por día, durante 75 días. La divisa cotiza con una leve baja de 25 centavos y se vende a 28,21 pesos.

Apenas un día después de recibir el aval del Fondo Monetario Internacional al acuerdo stand-by por tres años por 50.000 millones de dólares, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, ya echó mano al pozo y anunció cómo se gastarán los primeros 7500 millones de dólares provistos por la entidad financiera: de a 100 millones de dólares por día, durante 75 días, a partir de hoy.

En medio de la corrida cambiaria que hizo escalar al dólar por encima de los 28 pesos y antes de que comiencen a operar los bancos, el super ministro instruyó al Banco Central a ejecutar un programa de licitaciones diarias “para adjudicar los dólares provenientes del componente de apoyo presupuestario del financiamiento provisto por el FMI” con el objetivo de “afrontar gastos denominados en pesos».

Dujovne indicó cómo quedará delineado el cronograma inicial para gastar la mitad de los primeros 15.000 millones de dólares que llegaron del Fondo, para apaciguar la crisis cambiaria que se intensificó en los últimos dos meses: con la venta de 100 millones de dólares diarios “durante los próximos 75 días hábiles y las licitaciones tendrán lugar a partir del 21 de junio de 2018, inclusive». La mitad del primer desembolso tendrá como destino recomponer reservas y el resto irá a las arcas del Tesoro, que pasará las divisas a pesos en el mercado abierto para evitar una mayor suba del tipo de cambio. La información añade que el esquema podría readecuarse «por mayores necesidades estacionales de pesos».

Poco antes, el ministro había reconocido en una entrevista que los argentinos «vamos a pasar dos o tres meses difíciles» por los movimientos del tipo de cambio, aunque volvió a intentar deslindar responsabilidades al equipo económico del gobierno al atribuir la devaluación del peso a las contingencias internacionales.

Ayer la vuelta al Fondo se volvió realidad, luego de que la entidad anunciara la aprobación del acuerdo a cambio de un paquete de ajuste fiscal recesivo para achicar el déficit público. En el documento final se promete “un ajuste fiscal que asegura que el Gobierno federal alcanzará un equilibrio primario para 2020, con un ajuste significativo inicial para lograr un déficit primario de 1,3 por ciento del PIB en 2019”. El visto bueno del Fondo coincidió con la recategorización de Argentina como mercado emergente para inversiones de títulos privados.