Diario Plaza 109 junio 24, 2018
Ante la ola de rumores sobre el mal clima que envuelve a la Selección, el volante salió a dar un mensaje de unidad. “La relación con el técnico es normal, pero se le plantean siempre las cosas que incomodan”, señaló. “La posibilidad de clasificar está, nosotros no queremos que esto se termine el martes”, subrayó.

Javier Mascherano, uno de los referentes del seleccionado argentino, intentó dar una señal de unidad y brindó una conferencia de prensa junto al presidente de la AFA, Claudio Tapia, y al volante Lucas Biglia. Tras las informaciones que trascendieron sobre las fuertes diferencias entre el grupo de fútbolistas y Jorge Sampaoli, el volante aseguró que “la relación con el técnico es normal, pero se le plantean siempre las cosas que incomodan”.

Mascherano admitió la reunión que mantuvieron los jugadores con el cuerpo técnico en la cual “se habló de todo, además de fútbol”, aunque negó que la decisión final pase por los futbolistas. “Nosotros no queremos que esto se termine el martes. Pero acá hay mucho de mito con eso de que nosotros les armamos los equipos a los técnicos. Desde hace 10 años pasaron siete (técnicos) por la selección, y cuando se fueron, ninguno dijo nada sobre eso”, remarcó Mascherano.

El “Jefecito” fue contundente al sostener que “la posibilidad de clasificar está, pero hay que tomarla, porque de lo contrario, cualquier cosa que se diga caerá en saco roto”.

“Los jugadores de esta selección ahora tenemos que ser como los peces, que no tienen memoria. Debemos olvidarnos de lo que pasó hasta ahora y enfocarnos en lo que pasará el martes. Las palabras están ya de más y hasta yo mismo me canso de escucharme”, puntualizó.

Mascherano asumió los errores del equipo y cuestionó los rumores de los últimos días. “Los principales responsables de todo esto somos nosotros, pero ya no sé que más creer con todo este ruido que hay”, afirmó al señalar que “aparecen audios de todos lados, como ese de Jorge Burruchaga y Ricardo Giusti, pero no podemos hacernos cargo de eso, que cada cual se responsabilice por lo que dice. No sé si es a propósito o no”.

Además sostuvo que hay un “técnico que es nefasto para todo el fútbol argentino (Ricardo Caruso Lombardi) hablando desde lejos de algo que supuestamente pasó aquí. Él aseguró que Cristian Pavón me había pegado una piña. Nada más alejado de la realidad. Lástima que algunos medios argentinos se hicieron eco de eso”, se quejó. “Pero ya pasé tantas de estas que realmente no puedo decir que este es el momento más crítico de la selección de ninguna manera. Acá lo único concreto es que somos los subcampeones del mundo y debemos demostrarlo”, agregó.

Mascherano admitió también que “si Argentina está en esta situación es claramente porque se hicieron más de una cosa mal. Por eso, lo único que nos queda por delante es levantarnos, y para eso debemos estar todos unidos”, apuntó. también reconoció que los jugadores quedaron “muy tocados después de lo de Croacia”. Evaluó que en esta situación tan compleja “lo que más necesitamos son certezas” y negó la supuesta pelea con Caballero.

“En cuanto a mí, alguna vez dijeron que le había pegado una trompada a Éver Banega por un penal que había fallado en una Copa América y ahora sostuvieron que le dije cosas a Wilfredo Caballero. Acá no hay que caerle a ‘Willy’ ni a nadie”, concluyó.