Diario Plaza 109 junio 27, 2018

Marcos Rojo estaba eufórico tras el partido. Un gol suyo le dio la clasificación al combinado nacional cuatro minutos antes del final. “Le había dicho a Ever y a Ota (Otamendi) que iba a meter un gol, sabía que lo iba a meter”, aseguró el defensor. “Esto es para mi familia. A pesar de que las cosas no estaban saliendo, ellos estaban con nosotros”, agregó, quien también le dedicó la victoria a “este grupo de jugadores, que se lo merece más que nadie”. Se fue con una arenga: “¡Esto recién comienza ahora! ¡Vamos Argentina!”.

“Encontramos ese gol de Marcos, que por suerte entró, lo ví desde atrás, sufriendo”, se desahogó el arquero Franco Armani, quien cuatro minutos antes del tanto de la clasificación le tapó un mano a mano al 9 de Nigeria Ighalo. “Estoy muy orgulloso de cada uno de mis compañeros, hoy era la última oportunidad que teníamos y sacamos todo”. “Ahora empieza lo lindo del Mundial”, celebró el arquero de River.