Diario Plaza 109 julio 20, 2018

«Nos declaramos en alerta y movilización. No vamos a permitir el ataque que sufrimos día a día por no haber firmado la reforma laboral o por no haber firmado el 15 por ciento que querían en la paritaria», respondió el secretario adjunto de Camionero, Pablo Moyano, ante la multa de 809 millones de pesos impuesta por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por el supuesto incumplimiento de una conciliación obligatoria. Moyano adelantó que el gremio recurrirá a la Justicia Laboral para revertir la multa y aclaró que la penalidad impuesta por Triaca considera violación de la conciliación obligatoria la realización de asambleas.

Moyano aseguró que la exorbitante multa aplicada contra Camioneros es una clara «acción política» contra el gremio de Camioneros, que un mes atrás logró quebrar el techo paritario exigido por el Gobierno con un 25 por ciento, e insistió: «No nos van a asustar, no nos vamos a arrodillar a este modelo económico.» En ese sentido, el dirigente camionero anticipó que mañana será convocado un plenario de delegados del gremio para decir las medidas a tomar y advirtió: «Que se banquen la reacción de los trabajadores.»

Además, Moyano confirmó la participación del sindicato en la movilización contra el acuerdo con el FMI convocada por las CTA y los movimientos sociales para mañana a las 18 en Plaza de Mayo. «Mañana vamos a estar en la calle en contra del FMI, que viene por el congelamiento de los salarios y reforma laboral», aseguró el dirigente gremial, quien también apuntó contra el triunvirato de la CGT: «Hay miles de dirigente sindicales que no se van a resignar, por eso mañana marchamos, no hacemos conferencia de prensa ni firmamos el 15 por ciento.»

La resolución firmada por Triaca establece la multa de 809 millones a partir del cálculo de 4430 pesos por cada uno de los 182.797 trabajadores afiliados al gremio y sostiene que el 19 de diciembre pasado se violó la conciliación obligatoria dictada por la cartera laboral en medio del conflicto por el reclamo del bono de fin de año. «En qué cabeza cabe un multa por realizar asambleas de dos horas por turno», subrayó Moyano, quien adelanto que apelará ante la Justicia Laboral.

Moyano aseguró que la aplicación de la multa implicaría el cierre de la obra social de Camioneros que atiende a 800 mil personas, entre ellas, 20 mil chicos. «Triaca va a ser responsable de quebrar la obra social de camioneros. Que se hagan cargo de los 20 mil chicos que se atienden en la obra social, por un capricho del Presidente», advirtió el secretario adjunto.