Diario Plaza 109 julio 21, 2018
Con holgura y sin sobresaltos
El 8-0 evidenció mucho el choque de dos rivales de distintas divisionales e hizo que el equipo de Holan pasara sin problemas a la próxima fase. Benítez (3), Gaibor, Romero (2), Meza de penal y Benavídez, los goles del vencedor.

Con absoluta comodidad, Independiente batió 8-0 a Central Ballester por los 32avos de final de la Copa Argentina en un partido disputado en el estadio Antonio Romero de Formosa, con público de ambas parcialidades. Con un hat trick de Martín Benítez, un doblete de Silvio Romero, más los goles de Fernando Gaibor, Maximiliano Meza de penal y del ingresado Carlos Benavídez, el resultado dio sobrada muestra de la contundencia del equipo que conduce Ariel Holan, que se enfrentará en la próxima instancia con el que resulte vencedor entre San Martín de San Juan y Brown de Arrecifes.

Con la llegada de Ezequiel Cerutti, sexto refuerzo que se sumaba a las del arquero Milton Alvarez, Guillermo Burdisso, Francisco Silva, del chileno Pablo Hernández y de Benavídez (estos tres últimos debutaron ayer), el Rojo deseaba aprovechar al máximo este compromiso de Copa Argentina para ajustar detalles de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores. Y las cosas le salieron bien sin siquiera despeinarse.

Con una tribuna completa ocupada por sus hinchas, enfrente se paró Central Ballester, único conjunto sobreviviente en la fase final de la Primera D y que en sus siete participaciones en el torneo federal nunca llegó a superar los 32avos de final. La de anoche no sería la excepción, dado que la resistencia del canalla de San Martín duró más bien poco. Entre otras cosas porque Sánchez Miño causó estragos por izquierda y con su profundidad provocó los goles en cadena de Benítez, del ecuatoriano Gaibor y de Romero en apenas 16 minutos de juego. A esa altura se plasmaba lo que a priori se presentaba como evidente: no había equivalencias entre un equipo y otro.

Ni el más optimista de los futboleros pensaba que el entusiasta equipo de Luis Orquera llegaría a cambiar las cosas en el complemento, porque de entrada Meza metió el cuarto de penal. Enseguida el chico Russo pudo descontar, pero su remate dio en el poste de Campaña, casi un espectador durante todo el juego. Después Benítez metería dos más, Romero haría su doblete y Benavídez cerraría el abrumador 8-0 a favor del Rojo.