Diario Plaza 109 julio 29, 2018
Sin ventas en su haber, el Xeneize muestra que no tiene problemas de billetera y está a un paso de concretar las incorporaciones del uno de Lanús y del tres de Talleres, elevando a casi veinte millones de dólares sus gastos en este mercado de pases.

Boca cerraría mañana las llegadas del arquero Esteban Andrada y el lateral Lucas Olaza, su cuarto y quinto refuerzo de la temporada. Con la Copa Libertadores como principal objetivo (enfrentará el miércoles 8 a Libertad, de Paraguay, por octavos de final), el Xeneize no deja de moverse en este mercado de pases, donde ya sumó al defensor Carlos Izquierdoz y a los delanteros Mauro Zárate y Sebastián Villa.

Andrada arribaría procedente de Lanús a cambio de aproximadamente cinco millones de dólares y del préstamo sin cargo de Guillermo Sara, quien quedaría relegado al rol de tercer arquero (detrás del mencionado y de Agustín Rossi). “Todavía no sé el monto exacto porque son detalles entre los clubes. Andrada jugaría mañana para Lanús por Copa Argentina (frente a Douglas Haig, a las 21.45, en Florencio Varela) y el martes se haría la revisión médica en Boca”, explicó Luciano Nicotra, representante del arquero, en declaraciones al Show del gol 990. El mendocino de 27 años fue una de los figuras del elenco granate que llegó hasta la final de la Libertadores del año pasado y estuvo hasta hace poco en el radar de Villarreal, de España. Sara, por su parte, se irá en busca de la continuidad que perdió tras la llegada de Rossi en 2017.

Quien también tendría todo arreglado para incorporarse al Xeneize sería Olaza –a préstamo por un año–, una de las figuras de la última Superliga con Talleres. Para que se concrete la llegada del uruguayo, Boca tuvo que solicitar a Futbolistas Argentinos Agremiados y AFA que anulen el contrato del colombiano Frank Fabra –afuera por seis meses por lesión– para no superar el cupo de extranjeros permitidos (un máximo de seis en el plantel y de cinco por partido), algo a lo que ambas entidades no tardaron en acceder. Así, Olaza se sumaría a los otros forasteros de Boca: su compatriota Nández y los colombianos Barrios, Pérez, Cardona y Villa. A cambio del lateral, los cordobeses recibirán la cesión del volante Gonzalo Maroni y el adelanto de pago por una futura venta de Cristian Pavón.

Con arquero y lateral nuevos, Boca lleva desembolsados casi 17,5 millones de dólares en este mercado de pases (seis por el defensor Carlos Izquierdoz, tres y medio por el colombiano Villa, tres por Mauro Zárate y los cinco por Andrada). Lo que se dice un verdadero adicto a las compras.