Diario Plaza 109 agosto 1, 2018

Unos 70 empleados de la empresa TMC SA, que realiza servicios de distribución de mercadería para Musimundo, fueron despedidos este miércoles por la mañana. La empresa dijo que la medida se tomó debido a que dicho centro, ubicado en ruta 16, km. 15,5, será cerrado en función al proceso de ajuste que está atravesando la firma dedicada a la venta de electrodomésticos, la cual es su único cliente.

Fabián Zalazar, referente del Sindicato de Camioneros del Chaco, contó a Radio Universidad que los empleados despedidos fueron notificados de la medida este miércoles cuando intentaron ingresar a sus puestos de trabajo, situación que fue impedida por personal y policías que custodian el portón de acceso. En ese momento, se solicitó nombre y apellido de los empleados los cuáles recibieron el telegrama correspondiente.

El telegrama de despido está firmado por la jefa de Administración de Personal de TMC, Dolores Troncha. El mismo sostiene que “atento a la presentación en Concurso Preventivo de Acreedores de Carsa SA producto de la situación económica financiera que atraviesa la misma, agravada por el marco macroeconómico, con cierre de sucursales y fuerte caída de actividad comercial que ha implicado una drástica reducción de la actividad logística de TMC y que realiza para dicha razón social al punto de vernos en la necesidad de cesar la actividad del Centro de Distribución de Resistencia”.

En este punto aclara que “la drástica disminución de trabajo no resulta imputable a ésta empresa en atención a que Carsa SA resulta ser el único cliente al cual estaba abocado la totalidad de los recursos de TMC SA”.

“La justificación viene por el lado de que hoy la empresa está pasando por una enorme crisis y la indemnización la quieren pagar en el 50 por ciento que por supuesto no vamos a aceptar”, señaló Zalazar.

Gustavo Trangoni, secretario de Trabajo de la provincia, adelantó que en las próximas horas se llevará a cabo una reunión clave entre la patronal y miembros del Sindicato de Camioneros del Chaco para

Cabe recordar que en junio, la empresa chaqueña CARSA SA, una de las socias de la cadena de electrodomésticos Musimundo, pidió su propio concurso de acreedores debido a que acarrea una deuda impagable que asciende a los 900 millones de pesos. El trámite quedó radicado en el Juzgado Civil y Comercial 23 de Resistencia.

En mayo, la cadena de electrodomésticos ya había mostrado señales de crisis con el cierre de diez locales en la Ciudad de Buenos Aires y en el interior del país.

A través de un comunicado destinado a los inversores de la empresa, CARSA difundió en la Bolsa de Comercio que “la compañía ha tomado la decisión de discontinuar algunos de sus puntos de comercialización, cuyas ventas no aportaban a los niveles de rentabilidad que la situación demanda”.

El presidente de la compañía, José María Franchino, justificó la presentación a concurso en “la compleja situación que atraviesa la sociedad”, que generó el rechazo de cheques por falta de fondos por $54 millones.