Diario Plaza 109 agosto 19, 2018
Una ciudad en contra de los despidos.

La sorpresa y la indignación que produjo el despido masivo de trabajadores de la planta de Fabricaciones Militares de Río Tercero fue tal que esta noche, de manera espontánea, la comunidad de esa localidad cordobesa salió a las calles para rechazar la decisión del Gobierno nacional y exigir la reincorporación de los hasta ahora 59 despedidos.

Acompañados por vecinos y familiares, los trabajadores encabezaron la movilización por las zona céntrica de la ciudad, acompañados por dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y varios gremios.

A los 59 despedidos en Río Tercero se le sumaron 42 de la planta de Villa María, según lo confirmado por el Ministerio de Defensa, encabezado por el cordobés Oscar Aguad. ATE había denunciado que las dos fábricas afectadas por el recorte operan con 90 por ciento de sus trabajadores bajo la modalidad de contratos. Ambas plantas permanecen rodeadas por Gendarmería.