Diario Plaza 109 septiembre 8, 2018

Autoridades de la cartera educativa dialogaron con la comunidad acerca de las necesidades del lugar.

San Lorenzo se metió anoche en los octavos de final de la Copa Argentina tras superar en los penales a Colón -igualaron 2-2 en los noventa minutos- en el estadio Marcelo Bielsa, en Rosario. El equipo del Pampa Biaggio se medirá en la siguiente fase con Estudiantes, que viene de superar el jueves a Luján también en los tiros desde los doce pasos.

Si algo dejó en claro lo visto en el estadio Marcelo Bielsa es que San Lorenzo siempre juega igual, no importa el rival. Ya sea frente al humilde Temuco (dos derrotas por Copa Sudamericana) o al poderoso River (1-1 por Superliga), el elenco de Boedo no negocia la idea del Pampa Biaggio. Positivo, por el evidente convencimiento con la táctica del DT. Negativo, porque la propuesta del Ciclón es muy poco generosa: replegarse y buscar la ventaja a través de algún contragolpe o pelota parada. Y, al igual que en sus anteriores encuentros, San Lorenzo observó anoche desde el inicio cómo su rival tomaba la iniciativa.

Esa decisión la tuvo Colón, un equipo de pareció de otra época. Pero no por su forma de jugar, sino por sus nombres y -más importante- por sus rendimientos. Uno de ellos fue Mariano González, quien tiene 37 años pero pareció de, por lo menos, diez menos. El conductor sabalero tiene la categoría intacta y fue un constante generador de problemas para la defensa de San Lorenzo. Primero, avisó desde larga distancia y obligó a Navarro a sacar lo que era un golazo. Luego, inició la jugada del 1-0 con un gran cambio de frente para Chancalay, que habilitó a Leguizamón para que defina frente al arquero mientras los centrales pedían posición adelantada.

Otro de esos nombres “retro” fue el de Fritzler. El de 32 años fue amo y señor de la mitad de cancha. Superarlo fue, para los atacantes del Ciclón, una doble tarea ya que cuando el ex Lanús no recuperaba la pelota, cortaba inteligentemente con falta. El volante no sólo fue un baluarte defensivo sino que, además, marcó de cabeza el 2-0 en la segunda parte. Por último, vale mencionar a Clemente Rodríguez, también de 37 años. Cuando se mandó al ataque, el lateral mundialista en 2010 superó en velocidad a sus jóvenes marcadores, casi sin esfuerzo. Como en sus mejores épocas.

Dos goles arriba a falta de 25 minutos para el final, todo parecía decidido en favor de Colón. Pero algo tiene este San Lorenzo, que no se lo puede dar por vencido ni en su peor momento. Tan sólo ocho minutos le bastaron al Ciclón para igualar la historia con dos goles de Reniero, su mejor jugador. El primero, tras un lindo cabezazo a colocar. El 2-2, tras una muy mala salida de Burián que dejó el arco sin guardián para que el ex Almagro se aproveche.

El empate era un giro verdaderamente inesperado en la trama de la noche rosarina que, no contenta con las sorpresas finales, brindó antes del pitido final un penal atajado por Burián a Blandi (tras una mano de Ortíz en el área) y, luego, una impresionante tijera del nueve de San Lorenzo que impactó en el palo.

Pero tuvo que esperar a los penales para que la remontada sea completa el Ciclón. Dos ejecuciones atajadas por Navarro (a Estigarribia y Fritzler), otro tirado por Leguizamón arriba del travesaño y los aciertos de Blandi, Mouche y Castro le bastaron a San Lorenzo para convertir lo que era una película de terror en una de género épico.


2 (3) SAN LORENZO
Navarro; Salazar, Coloccini, Senesi, G. Rojas; Botta, Poblete, A. Rojas; Reniero, Blandi, Mouche.
DT: Biaggio.

2 (1) COLON
Burián; Toledo, E. Godoy, Ortíz, C. Rodríguez; Fritzler; Chancalay, M. González, Ruiz, Estigarribia; N. Leguizamón.
DT: E. Domínguez.

Estadio: Newell’s.
Arbitro: Andrés Merlos.
Goles: 17m N. Leguizamón ( C ); 64m Fritzler ( C ), 68m y 76m Reniero (SL).
Cambios: 57m Heredia por M. González ( C ), 66m C. Bernardi por Chancalay ( C ), 89m Moyano por A. Rojas (SL), 90m A. Díaz por Botta (SL), 93m A. Castro por Poblete (SL).
Incidencias: 83m Burián le ataja un penal a Blandi (SL).