Diario Plaza 109 septiembre 27, 2018

Tras el breve discurso presidencial, los ministros de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Producción, Dante Sica, fueron los encargados de responder las preguntas de los periodistas acreditados en Casa Rosada. Defendieron el acuerdo con el FMI y no adelantaron nuevas iniciativas para enfrentar el aumento de los índices de pobreza, inflación y desempleo. “Nuestra respuesta sigue siendo la misma”, sintetizó Sica frente a los reclamos reflejados durante el masivo paro general del martes pasado y se entusiasmó con alcanzar una “desaceleración de la caída” de la economía entre fines de este año y principios de 2019.

Las diez preguntas pautadas en la conferencia recorrieron los aspectos más críticos del impacto de la crisis económica sobre la población, pero los ministros se limitaron a enumerar la batería de medidas anunciadas tras la corrida cambiaria e inflacionaria de agosto: un pago extraordinario para los beneficiarios de la Asignación Universal, la ampliación del programa Precios Cuidados, los créditos de la Anses (a tasas confiscatorias) y la ejecución de los programas Repro para acompañar a las empresas en el pago de los salarios. Programas heredados de la gestión kirchnerista.

La ministra Stanley, mientras tanto, ofreció respuestas breves e inexactas respecto de dos iniciativas oficiales conocidas en las últimas horas. Por un lado, la apelación del fallo que obligaba al Gobierno a restituir  las pensiones no contributivas por invalidez y la apertura de un reempadronamiento exprés, en el plazo de diez días, de quienes hayan sido notificados de la baja del beneficio. La ministra obvió referirse a los motivos de la apelación y se concentró en la restitución de las pensiones, mientras minimizó la posible baja de otra tanda de pensiones, que podría ocurrir en los próximos diez días por razones administrativas.

Respecto de la decisión de la Secretaría de Energía de recortar la cuota de consumo máximo para los beneficiarios de la Tarifa Social, quienes pagarán el precio pleno una vez superado el cupo, Stanley reconoció no conocer el detalle de la medida y se encargó en destacar que “la Tarifa Social sigue”, sin explicar el porqué de los recortes del beneficio.

En cuanto a la posibilidad de volver a reforzar los planes de ayuda social, Stanley insistió en las cuotas adicionales de septiembre y diciembre, y aclaró que “no hay previsto ninguno otro”, a pesar de que subrayó que el acuerdo de FMI le permite a la Casa Rosada llevar el gasto social unos decimales por encima del 1,2 por ciento del PBI.

Por su parte, Sica —quien tiene bajo su órbita la flamante Secretaría de Trabajo— señaló que “la respuesta (del Gobierno) sigue siendo la misma” frente a los reclamos de un cambio de rumbo económico de parte de todas las centrales obreras. “Tenemos un programa económico que seguiremos cumpliendo”, sentenció Sica respecto del acuerdo con el FMI y el Presupuesto 2019, sin mencionar que las propias estadísticas oficiales de su ministerio revelan la pérdida de 93.200 empleos industriales desde que comenzó la gestión de Cambiemos.

Sin nuevos anuncios ni propuestas, Sica se centró en celebrar el acuerdo con el FMI, al que consideró “una clara señal a los mercados” y se esperanzó con “una desaceleración de la caída” de la economía entre fines de este año y principios de 2019, aunque reconoció que el Presupuesto 2019 prevé una caída del 0,5 por ciento.