Diario Plaza 109 octubre 5, 2018
La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas realiza asambleas en Aeroparque y Ezeiza para organizar una marcha en conjunto con todos los gremios de aeronavegantes. Reclaman que el Gobierno asigna rutas a las compañías lowcost sin exigir la firma del convenio colectivo de trabajo. Aerolíneas Argentinas canceló 60 vuelos.

Los pilotos agrupados en APLA realizan esta mañana asambleas sorpresivas por lo que una decena de vuelos operan con demoras tanto en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery como en el aeropuerto Internacional de Ezeiza. Por la medida gremial, Aerolíneas Argentinas decidió cancelar 60 vuelos programados para esta mañana.

“Aerolíneas Argentinas lamenta profundamente que una medida de fuerza impulsada por los gremios APLA y UALA afectará hoy a más de 7000 pasajeros. Una asamblea comenzó poco después de las 7 de la mañana y duraría 3 horas, lo que obligará a cancelar al menos 60 vuelos”, señalaron desde la empresa.

Los vuelos más afectados fueron los que estaban programados para antes de las 9:00 de la mañana. Aunque las demoras y cancelaciones podrían extenderse durante toda la mañana mientras duren las asambleas de los trabajadores.

El motivo de las asambleas es organizar la marcha hacia el Centro Metropolitano de Diseño (CMD) donde los siete gremios aeronáuticos protestarán contra la política aerocomercial del gobierno de Mauricio Macri.

“El Ministerio de Transporte buscará convalidar una vez más el otorgamiento de rutas a distintas compañías (como por ejemplo las 560 solicitadas por Flybondi y Jetsmart) sin ejercer ningún tipo de control ni exigir la firma de Convenios Colectivos de Trabajo”, dijeron voceros sindicales.

Las asambleas de los trabajadores provocan demora en vuelos hacia Santa Fe, Bahía Blanca, Rosario, El Calafate, Mar del Plata, Posadas y Córdoba, según el cronograma de despegues informado por la firma Aeropuertos Argentina 2000.

En tanto, vuelos provenientes de Bahía Blanca, Rosario, Córdoba y Mendoza que tenían como destino el Aeroparque fueron desviados hacia el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, ubicado en el partido bonaerense de Ezeiza.

En ese aeropuerto ubicado al suroeste del Gran Buenos Aires había demoras en despegues hacia Ushuaia, Rosario, Córdoba, Caracas y Miami. Fueron cancelados vuelos a Rosario, Iguazú y Río de Janeiro.