Diario Plaza 109 noviembre 25, 2019

El objetivo de la jornada que se realizó en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, fue brindar un panorama de la producción y el comercio de carne caprina a nivel nacional.

Funcionarios chaqueños participaron, en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, de la primera Jornada de Intercambio Técnico de Producción de Carne Caprina destinada a productores caprinos, así como también a técnicos y funcionarios de Chaco y Santiago del Estero.

El taller que fue organizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación permitió intercambiar experiencias, reflexionar y abrir el debate sobre la situación de la producción y el comercio de carne caprina en el país. A este primer encuentro asistieron 60 participantes entre productores, técnicos, autoridades nacionales, provinciales y municipales.

El objetivo fue brindar un panorama de la producción y el comercio de carne caprina a nivel nacional. El foco estuvo centrado en lograr la sinergia de trabajo con criterio de cuenca caprina y entender este concepto como el territorio por el cual confluye la producción.

Chaco estuvo representada por el subsecretario de Ganadería Sebastián Bravo, el director de Producción Animal Carlos Corsi, el coordinador de las leyes ovina y caprina en la provincia Marcelo Carbajal y técnicos de la cartera productiva chaqueña. Al encuentro concurrió el director general de Agricultura y Ganadería de Santiago del Estero, Wilson Michelini.

La jornada se llevó adelante en el marco de las acciones del Programa de Desarrollo de la Cadena Caprina (PRODECCA) que la cartera agropecuaria nacional gestiona a través de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, junto a la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (DIPROSE).

El PRODECCA es una iniciativa del gobierno nacional financiada parcialmente con fondos provenientes del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y las provincias que adhieren al programa. El objetivo es contribuir a mejorar los ingresos de familias productoras de cabras, a través de su inserción en las cadenas de valor caprinas en condiciones beneficiosas y sostenibles.