Diario Plaza 109 diciembre 9, 2019
Guzmán revisó las cuentas de la economía con Lacunza
Los pagos de intereses eran el 5 por ciento del Presupuesto en 2015 y ahora insumen el 20.

El flamante ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió este lunes con el saliente ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. “Fue un encuentro valioso. El ministro Lacunza se puso a disposición y contrastamos puntos de vista sobre la situación de la economía. Tuvimos un diálogo abierto del tipo que necesitamos para unir a la Argentina y ponerla de pie”, afirmó Martín Guzmán.

“Fue una reunión muy constructiva en la que intercambiamos información para la gestión y prioridades de la política económica”, dijo Lacunza. Las condiciones en la que el macrismo deja la economía son de fuerte desequilibrio. Guzmán tendrá un desafío importante para reordenar el problema de la deuda y conseguir que la negociación con los bonistas no interrumpa la recuperación del mercado interno.

Los sectores de ingresos fijos registraron un fuerte deterioro de la calidad de vida durante el gobierno de Mauricio Macro, en particular el último año y medio, y la prioridad del nuevo equipo económico –en palabras de los designados funcionarios- será recuperar poder de compra para dinamizar el consumo pero también la producción de la economía.

La transición también comenzó en otras entidades claves del sector público. El nuevo presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se reunió con Guido Sandleris. La charla fue breve y se conversó de los números del Central y la situación de la macroeconomía. El flamante titular de la entidad monetaria conoce a la perfección el organismo. Fue por más de 10 años su vicepresidente.

El ministerio de Economía y el Banco Central deberán enfrentarse a las consecuencias del sobreendeudamiento de estos últimos años y encontrar formas inteligentes de solucionar la crisis de deuda. El desorden acumulado estos años fue notable. El último informe de la Universidad de Avellaneda lo muestra en detalle al marcar los principales problema que hereda la nueva gestión.

“La mayor parte de la deuda que se tomó en estos años tiene legislación extranjera. Esto la vuelve más difícil de renegociar”, indica el documento. Agrega que el macrismo cierra con 142 mil millones de dólares de deuda bajo legislación extranjera mientras que en 2015 había menos de la mitad (66 mil millones). Por su parte, ahora hay unos 168 mil millones de dólares bajo ley argentina. Se trata de una cifra idéntica respecto de la que había al cierre de la gestión de CFK.

Otro dato que muestra la falta de equilibrio es el aumento de los pagos de intereses de la deuda. “En los últimos cuatro años casi se triplicó el peso de los intereses sobre el presupuesto. Se acercan al 20 por ciento”, indicó Undav. El promedio de los intereses pagado por la deuda denominada en dólares es de casi el 5 por ciento. El avance de los pagos de intereses de la deuda respecto de otras partidas presupuestarias en notable. Por cada 100 pesos usados en vencimiento de bonos, se destinan 19 pesos a salud, 27 pesos a educación y 4 pesos a vivienda.

“La herencia en materia de deuda pública será uno de los ejes de mayor controversia durante la próxima gestión. El nivel de endeudamiento record en apenas 4 años y la cesación de pagos mediante un reperfilamiento serán el principal escollo que deberá resolver el próximo gobierno como forma de recuperar el crecimiento y los ingresos populares”, resumió la Universidad de Avellaneda.

El documento agregó que “nuevamente la Argentina está cerca de encontrarse en una situación de default abierto como el ocurrido en 2001, por lo que deberá actuar rápido en las negociaciones con los acreedores privados y multilaterales para lograr un estiramiento voluntario de los vencimientos de capital e intereses. Esa acuerdo es fundamental para tener capacidad de acción durante al menos los primeros dos años”. Esa es la propuesta que ya hizo pública Guzmán antes de su designación como ministro.

El corto plazo preocupa por el elevado nivel de vencimientos. “Entre enero y junio de 2020 el Tesoro Nacional deberá cancelar vencimientos por 45 mil millones de dólares. De estos, 26 mil millones están nominados en moneda nacional y 19 mil millones en moneda extranjera. Excluyendo la deuda intra Estado, los vencimientos ascienden a 24 mil millones, con la mitad nominada en moneda dura”. Por su parte, en una mirada de más largo plazo los vencimiento de la deuda alcanzan los 200 mil millones de dólares entre 2020 y 2023. “Durante los primeros dos años se observan vencimientos en moneda extranjera por 30 mil millones por año y en los últimos dos por más de 40 mil millones por año”, cerro la Universidad de Avellaneda.