Diario Plaza 109 enero 23, 2020
Alberto Fernández colocó una ofrenda floral
Fue en el Foro Internacional en Conmemoración al Holocausto donde hubo discursos de alerta sobre el recdrudecimiento del antisemitismo.

Desde Jerusalén

Alberto Fernández colocó una corona en el monumento que recuerda a los muertos en los campos de concentración del nazismo en el museo Yad Vashem, de Jerusalén, donde siguió en primera fila los mensajes del Foro Internacional por el Día del Holocausto. En los discursos de los presidentes se repitió la expresión «nunca más» y rechazaron las políticas que promueven el odio y la discriminación racial. Así, mientras el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el vicepresidente norteamericano Mike Pence utilizaron su exposición para criticar a Irán, los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y el de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, alertaron sobre la reaparición de expresiones antisemitas y partidos que promueven las diferencias de razas.

Fernández se sentó junto a su pareja Fabiola Yáñez, donde recibieron el saludo de bienvenida del presidente de Israel, Reuven Rivlin, quien inauguró la ronda de discursos. La ceremonia en el Foro combinó los mensajes de los mandatarios con videos históricos del genocidio nazi, exposiciones de sobrevivientes de la shoá e interpretaciones de una orquesta compuesta por músicos de diferentes países.

Netanyahu, quien en unos días se presentará a elecciones, calificó a Irán como «uno de los regímenes más antisemitas del mundo». “Hago un llamado a todos los gobiernos para que se sumen a los esfuerzos para confrontar a Irán. Israel hará todo lo que deba hacer para defender al estado, al pueblo y al futuro judío”, advirtió. En un tono parecido, lo siguió Mike Pence, quien recordó que el régimen iraní no reconoce el Holocausto y «amenaza borra a Israel del mapa».

Los europeos Macron y Steinmeier mostraron otras preocupaciones. «Necesitamos de la unidad de Europa y de la comunidad internacional. El antisemitismo resurge», advvirtió Macron. El presidente alemán fue especialmente duro al marcar la responsabilidad de su país y de sus compatriotas en lo que consideró una de las páginas más oscuras de la historia. Además, dijo que le gustaría pensar que esta página se dio vuelta para siempre pero que tiene dudas. «Los espíritus del mal están volviendo», sostuvo a propósito del resurgimiento de fuerzas de ultraderecha por toda Europa, incluyendo a Alemania.

Luego fue el tramo del acto en el que cada uno del casi medio centenar de mandatarios que se dieron cita en Jerusalén pasaron a dejar la corona de homenaje, parte en la que Alberto Fernández le tocó intervenir. Luego de eso será la reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, otro de los oradores del acto.