Pese a que un sector de la oposición buscó dilatar el tratamiento, el Frente de Todos se prepara para avanzar esta semana con la modificación de las regímenes especiales de jubilaciones del Poder Judicial y el cuerpo diplomático en la Cámara de Diputados. El oficialismo espera darle media sanción el jueves 27, en una sesión que comenzará al mediodía y se extenderá durante varias horas.

En tanto, el miércoles a las 14 comenzará el plenario de comisiones de Previsión, cuya presidencia estará a cargo del diputado por Entre Ríos Marcelo Casaretto (FdT), y dePresupuesto que es presidida por Carlos Heller. Para explicar los principales lineamientos del texto estarán en el segundo piso del Anexo C el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi, y el titular de la Anses, Alejandro Vanoli.

A su vez, las voces críticas del proyecto también expondrán ante el plenario. «La idea es que sea a puertas abiertas, que vengan todos los que quieran venir», explicaron fuentes parlamentarias a Página|12. Por eso, desde la Cámara baja invitarán a distintas organizaciones judiciales para que den su mirada sobre el tema. Algunas de ellas son: la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación, el Consejo de la Magistratura y la Federación Argentina de la Magistratura.

Muchos dirigentes de estas agrupaciones ya recorrieron los pasillos del Palacio Legislativo, y fueron bien recibidos por la oposición en reuniones privadas. Los hombres del Poder Judicial  señalaron la supuesta «inconstitucionalidad» de la iniciativa oficialista y advirtieron que “250 jueces y 60 fiscales” podrían dejar vacante su puesto para no ceder sus jubilaciones de privilegio.

Sin una conducción definida, en el interbloque de Juntos por el Cambio se sacan chispas entre halcones y palomas. «Hay un grupo grande que está convencido de votar a favor con algunas modificaciones, y otro que no quiere saber nada con esto», subrayó a este medio un diputado opositor. Los líderes de la bancada amarilla tienen previsto reunirse el miércoles a primera hora para ver qué hacer con este proyecto que divide las aguas. El ala dura insite en no dar quórum para la sesión. Sin embargo, en público todos sostienen que están a favor de «debatir los privilegios».

Este proyecto, según sus fundamentos, busca «reducir las inequidades existentes en el sistema jubilatorio» con un aumento del 7 por ciento en el aporte previsional para funcionarios del Poder Judicial y cuerpos diplomáticos. Además, recorta la nómina de beneficiarios que podrán acceder al régimen especial e incrementa, de manera escalonada, la edad de jubilación, de 60 a 65 años.

Por su parte, la Cámara de Senadores sesionará el viernes 28. Con mayoría propia, el Frente de Todos tiene todo listo para sancionar la Ley de Góndolas, que tiene media sanción desde noviembre del año pasado. En la Comisión de Legislación General el oficialismo consiguió un dictamen favorable con la firma de los propios. La oposición se negó a acompañar. Señalaron que algunos puntos «son difíciles de cumplir» y que “se puede mejorar”.

Además, la Cámara alta avanzará el mismo día en la designación de Marisa Graham, como defensora de Niños, Niñas y Adolescentes de la Nación, un cargo que está vacante desde 2005. La abogada especializada en familia recibió el aval de la Cámara baja en junio del año pasado , y su designación fue frenada en el Senado por los pañuelos celestes, que la rechazaron por su postura a favor de la legalización del aborto. Desde el oficialismo afirman que cuentan con las voluntades necesarias para su aprobación. Esto podría entenderse, también, como un anticipo de lo que será el debate por la interrupción legal del embarazo, que el Gobierno propondrá en las próximas semanas.

Informe: Antonio Riccobene