El Ministerio de Salud de la Nación confirmó esta tarde seis nuevos de casos de coronavirus en la Argentina, con lo que ya suman ocho las personas afectadas por la enfermedad.

Todos los casos son de personas que estuvieron de viaje en Europa. Los nuevos casos son de residentes en la provincia de Córdoba, Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las tres jurisdicciones se encuentran realizando la investigación epidemiológica para detectar contactos estrechos y cumplir el aislamiento establecido por protocolo.

Cuatro de los pacientes corresponden a la ciudad de Buenos Aires. «Entre ellos se encuentra una mujer de 72 años y tres hombres de 44, 46 y 67 años», detalla el comunicado que emitió la cartera conducida por Ginés González García. El caso de la provincia de Buenos Aires es el de una mujer de 63 años, mientras que en Córdoba fue internado un hombre de 57 años.

El ministerio de Salud precisó que «la situación es dinámica y los equipos técnicos nacionales como de las distintas jurisdicciones se encuentran evaluando en forma permanente los distintos escenarios epidemiológicos para brindar información oportuna y transparente basada en la evidencia».

La cartera ratificó además que el país está en etapa de prevención, “con el objetivo de lograr la detección precoz, el estudio, el aislamiento de un eventual caso y el seguimiento estricto de sus contactos”.

Las autoridades remarcaron la importancia de la consulta precoz en casos de fiebre y síntomas como tos, dificultad para respirar y dolor de garganta. También subrayaron el hecho de que el país tiene “un sistema de salud federal”, y que por ello «cada una de las jurisdicciones definirá su plan operativo para la atención ante la consulta de casos posibles”. Y enfatizaron en la asistencia a través de la línea 107 para evacuar consultas .

El primer caso de coronavirus en el país se confirmó el martes. Se trata de un hombre de volvió de un viaje a Italia el pasado 1º de marzo y está internado en el Sanatorio Agote. Ayer se agregó el segundo caso, un joven de 23 años que quedó internado en el Sanatorio Otamendi. También estuvo en Italia, país que ya suma casi 200 víctimas fatales desde que la enfermedad se diseminó desde su lugar de origen, la ciudad china de Wuhan.