Diario Plaza 109 marzo 12, 2020

Por 41 votos positivos y 21 negativos

El Senado aprobó por 41 votos positivos contra 21 negativos la ley que modifica los regimenes jubilatorios de privilegio del Poder Judicial y los funcionarios del Servicio Exterior.  «No se busca eliminar el carácter diferencial del régimen sino que sea consecuente con el esfuerzo que se hace a nivel general para una distribución de los recursos más equitativa», valoró el senador y miembro informante por el Frente de Todos, Daniel Lovera.

La oposición con el presidente del bloque del Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, a la cabeza votó en contra de la modificación de jubilaciones de privilegio al acusaro al oficialismo de realizar una ley de «impunidad y revancha» contra el Poder Judicial y señalar que no se fue a fondo para eliminar de pleno el regimen de privilegio.

«El bloque de la oposición nos corre por izquierda porque resulta que estamos haciendo poco y elloshubiesen enviado a todos los jueces al regimen general», desestimó María Inés Pilatti Vergara la postura tomada por Naidenoff y, entre otros, los senadores Esteban Bullrich, Martín Losteau, Julio Cobos, Carlos Reutemann y Humberto Schiavoni.

El presidente del bloque del Frente de Todos, José Mayans, en su discurso de cierre, destacó la aprobación del proyecto para equilibrar el sistema previsional y criticó a la oposición por «no decir nada sobre la crisis económica que dejaron». «Se ajustan a la propaganda», les apuntó.

El proyecto establece para los jubilados del Poder Judicial una nueva fórmula para calcular sus haberes —que se mantendrán en el 82 por ciento móvil—  en base al promedio de las últimas 120 remuneraciones al valor actualizado y no al último cargo ocupado. Además, aumenta la edad jubilatoria a 65 años para los hombres y reduce la nómina de funcionarios que podrán acceder al régimen especial.

En el caso de los jubilados del servicio diplomático la movilidad jubilatoria se reducirá del 85% al 82%, también sobre el promedio de las últimas 120 remuneraciones actualizadas, no serán computados doble los destinos considerados como peligrosos o insalubres, entre otros cambios.

La propuesta recibió críticas de la oposición, que adelantó que compartía «el espíritu» de la norma en general pero cuestionó artículos específicos y resolvió presentar un dictamen en minoría.

«Una gigantesca asimetría»

«Este proyecto debe ser analizado de manera integral, y con mirada solidaria y en el cotexto tremendamente complejo en el que se encuentra hoy nuestro país», explicó Lovera, quien es además presidente de la comisión de Trabajo del Senado.

En el inicio de la sesión, el senador señaló que «estos regímenes especiales tienen un déficit importante» y consideró que el «sistema previsional pasó de ser un sistema solidario a ser un sistema tremendamente injusto», ya que existe «una gigantesca asimetría».

El legislador del Frente de Todos aclaró que «no se trata de una iniciativa aislada sino que es parte de un programa de gobierno» que tiene como premisa que «deje de ser la clase trabajadora la única que haga todos los esfuerzos en la Argentina».