Diario Plaza 109 abril 15, 2020

Está mañana el municipio comenzó a realizar un testeo rápido para determinar si la gente que ingresa y que viene de otro lugar a localidad pueda estar padeciendo algunos de los síntomas del COVID-19.

Los conductores huelen dos fragancias. Si no logran identificarlas entran en un protocolo de prevención.

El objetivo es poder detectar a los que no tienen síntomas típicos como fiebre, dolor corporal o de garganta y en caso de que no superen esta prueba se les solicitará que extreme los recaudos, dentro de las previsiones que establece la cuarentena.

El municipio quiere  prevenir de todas las formas posibles y cuidar a los ciudadanos/as, es un test del olfato exclusivo para los proveedores que vienen de otras localidades.