Diario Plaza 109 junio 12, 2020

Alberto Fernández sobre Vicentin: “La expropiación es la herramienta para poder rescatar la empresa, no hay otro modo”

Tras su reunión con el CEO de la cerealera, Sergio Nardelli, el mandatario descartó un acuerdo con los empresarios que actualmente manejan la firma. Explicó que son «están muy salpicados» y que acodar con ellos sería «muy poco transparente”.

El presidente Alberto Fernández ratificó la decisión del Gobierno de expropiar la empresa Vicentin y descartó la posibilidad de dar marcha atrás con esa medida para integrar un consorcio con privados , tal como se lo habían propuesto ayer los representantes de esa cerealera. “La expropiación es la herramienta para poder rescatar la empresa, no hay otro modo”, dijo el mandatario.

El jefe de Estado reveló que durante la reunión del jueves con el CEO de esa empresa, Sergio Nardelli, le pidió “una alternativa” para evitar el desplome de la compañía y la posibilidad de que esta entre en remate y sea adquirida por capitales extranjeros. La única respuesta que tuvo fue un pedido de no expropiación.

“Lo que ellos proponen es que el Estado ingrese a la empresa sin expropiación. Lo que pasa es que eso supone un ‘acuerdo’ con empresarios que están muy salpicados. Y eso es muy poco transparente”, contó Alberto Fernández.

Para el mandatario, la razón por la cual los empresarios que pusieron a Vicentin sobre las cuerdas mantienen esa postura se debe a que “ellos saben que no tienen aire y que solo el Estado puede socorrerlos, pero quieren ‘acordar’ con el Estado porque temen que después de una expropiación queden débiles frente a las acusaciones que existen por sus manejos”.

Frente a este escenario, “la expropiación es la herramienta para poder rescatar la empresa, no hay otro modo”, puntualizó el primer mandatario durante una entrevista con la periodista Cynthia García.

La decisión del jefe de Estado fue ratificada por el ministro de Agricultura, Luis Basterra, quien sostuvo que, frente a la crisis con cesación de pagos de deudas varias veces millonarias que atraviesa la empresa, el Gobierno tomó la decisión de “no desnacionalizar ni desguazar” la cerealera.