Diario Plaza 109 junio 4, 2021

QUE BUSCA GARANTIZAR DERECHOS A PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE.

La ministra Pía Chiacchio Cavana relató la experiencia provincial del programa MIRAME, destinado al tratamiento psicosocial de las personas que por diversos motivos no cuentan con un lugar donde vivir y se encuentran en situación de vulnerabilidad social.

La ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana, fue invitada a exponer sobre la experiencia provincial del programa MIRAME, en una reunión informativa que se realizó en la Cámara de Diputados de la Nación. En el plenario conjunto de las Comisiones de Derechos Humanos y Garantías, Acción Social y Salud Pública, funcionarios de distintas carteras sociales provinciales expresaron sus ideas con el objetivo de analizar un Proyecto de Ley del diputado Federico Fagioli, mediante el cual busca garantizar los derechos humanos de las personas en situación de calle.

En su disertación, la titular de la cartera provincial destacó la importancia de tener en cuenta ciertas pautas para la implementación de este tipo de políticas públicas de inclusión de personas en situación de extrema vulnerabilidad social, las que deben priorizar criterios fundamentales basados en los derechos contemplados en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la perspectiva de género, el respeto a las identidades diversa, la comprensión de la heterogeneidad étnica y la diversidad cultural.

Otro de los criterios que mencionó como prioritarios fue la necesidad de descentralización, generando redes intersectoriales y de contención que sumen el aporte de organizaciones de la sociedad civil, comunitarias y religiosas, de gobiernos locales, con quienes se viene trabajando en la implementación del programa Mirame.

“Este tipo de pautas para la elaboración de políticas públicas, tienen el objetivo principal de efectivizar los derechos sociales de la ciudadanía, reduciendo los niveles de exclusión social, del hambre y de pobreza, como los indicadores de indigencia”, explicó Chiacchio Cavana.

Comentó también que se debe tener en cuenta que existen comunidades que requieren un plus en cuanto a derechos y garantías, que son las personas que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad social, “no se trata solo niños, niñas y adolescentes que se encuentras expuestos a los peligros de la calle y de la marginalidad, sino también embarazadas, personas con discapacidad, comunidades del colectivo LGTBIQ+, quienes requieren de todo un abordaje integral para salir de esas situaciones”, explicó la funcionaria.

Desde la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, que depende de Desarrollo Social, se puso en marcha el programa Mirame a principios del año 2020, para el abordaje psicosocial de personas y familias en situación de calle.

“Cuando abordamos la situación de la calle nos encontramos con problemas emergentes que tienen que ver con el consumo problemático de sustancias, casos de violencias y abusos, de trabajo informal y conflictos familiares que derivaron en situaciones de calle para esas personas”, mencionó Chiacchio Cavana. Explicó que esta problemática reviste una gran complejidad y debe ser abordada en conjunto a las diferentes áreas del Estado y con el importante acompañamiento de la sociedad civil.

Aplicación del Programa Mirame

En cuanto a la metodología, mencionó que el abordaje de las personas en situación de calle se efectúa con la premisa de que son sujetos de derechos, lo que implica que las intervenciones en el territorio sean lideradas por psicólogos sociales para la contención y derivación de los casos.

Además, se respeta la decisión de la persona adulta de acudir o no a los espacios de contención habilitados del Mirame, para quienes están en situación de calle, ya que se deben respetar protocolos sanitarios por Covid-19 y normas de convivencia. Para aquellas personas que quieran seguir pernoctando en la calle, los equipos cuentan con oficinas móviles para intervenciones, proveyendo de viandas, elementos de higiene, abrigo y traslados a controles sanitarios.

En este momento la provincia cuenta, a través del Mirame con dispositivos transitorios de convivencia y con capacidad para alojar a 150 personas en situación de calle. Estos lugares están adecuados para cobijar de forma personalizada a personas de diferentes edades e identidades de género, con el fin de preservar la intimidad de cada persona y grupo. Al mismo tiempo equipos interdisciplinarios evalúan los casos y realizan acompañamientos diversos en articulación con otros organismos, buscando la revinculación familiar, fortaleciendo a las personas con múltiples herramientas para su reinserción social y laboral, para abordar y prevenir el consumo problemático de sustancias, y por sobre todo para su egreso de los dispositivos.

La ministra Chiacchio Cavana finalizó su informe, brindando algunos datos de la implementación de este tipo de programas y acciones, destacándose el impacto en la reducción de las personas en situación de calle en la provincia. Con la habilitación de la línea gratuita 0800-888-6472, los ciudadanos y ciudadanas comprometidos pueden alertar sobre este tipo de situaciones, en los últimos 6 meses se recepcionaron 692 llamadas, con un promedio de 115 por mes.

En enero de 2019 la provincia contaba con 287 personas en situación de calle registradas, número que se redujo a 138 en enero de 2020, a 89 en el mismo mes de 2021, y actualmente son 62 personas las que asisten a los dispositivos de contención psicosocial, logrando con la implementación del MIRAME avances significativos que mejoran las condiciones de vida de personas en desprotección social. Para mirar la exposición completa se puede ingresar al siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=2TOSZjSoLyc